COMPADRES: Talleres para padres para centros educativos











Taller 1: La felicidad en la pareja, en la familia, en mi vida.
Taller 2: Menos colchones y más chichones: rol del padre y rol de la madre.
Taller 3: ¿Matarse trabajando? Sentido del trabajo.
Taller 4: Proyecto de vida.


Resumen de cada Encuentro



Encuentro 1: Amanecer: salir de casa para amar afuera

En este Taller se aborda el proyecto de vida en pareja, se trabajará sobre la dinámica de comunicación afectiva. Antes del rol como padre o madre, abordamos lo que somos como personas, y luego como pareja. Se abordan las bases psicológicas sanas, para poder luego sostener el proceso de educación de los hijos. Familias típicas (padre, madre e hijos) familias monoparentales y/o ensambladas. La familia como “comunidad de vida”. Aceptar, Comprender, Elegir.


Encuentro 2: Despertares: menos colchones y mas chichones
En este taller nos proponemos trabajar los roles paternos y maternos; cómo ser padre y madre hoy en día. En una sociedad posmoderna donde “los dos hacemos todo”, se corre el riesgo de que “nadie haga nada” y condenar a nuestros hijos a la orfandad. Debemos recuperar nuestro rol. Actualmente se vive la crisis de la figura paterna, falta de límites y roles desdibujados que contribuyen a una sociedad “sobreprotectora” que anula las potencialidades de los hijos y los condena a la inmadurez emocional.


Encuentro 3:Desayuno de trabajo: ¿matarse trabajando?

Nuestros hijos son reflejo de nuestras actitudes. Favorecer el diálogo y encuentros positivos con los hijos. Acompañar en esta etapa de solidez emocional para el despegue de la adultez. De la dependencia a la libertad. “Me mato trabajando para que no te falte nada...” 
Una investigación llevada a cabo en un centro educativo uruguayo, evidencia que los alumnos con bajo rendimiento, tienen la siguiente percepción de sus padres: Siempre están cansados, apurados, corriendo, enojados. Trabajan demasiado, no disfrutan, se aburren y pasan poco tiempo, juntos. A su vez otras investigaciones, revelan que las familias que almuerzan o cenan juntas, sin TV, generan hijos más propensos al diálogo y menos a la violencia.



Encuentro 4: Mediodía y Atardecer: Proyecto de vida: ser feliz es desear menos


Optimismo y entusiasmo son dos claves existenciales para sostenernos y restaurarnos en los vínculos de familia, entre educadores, para poder transformar a nuestros hijos en personas resilientes, autotrascendentes y con un proyecto de vida sólido.
¿Podemos educar siendo pesimistas? ¿Quien sigue a un triste? El padre como educador principal tiene el deber de partir de un optimismo sólido para ayudar a sostener el proceso de ser persona de sus hijos. 

Vacío existencial y consumo. Consumismo en niños ¿y en adultos? Como manejamos nuestras adicciones y sensación de aburrimiento? ¿Cuáles son nuestros proyectos de vida? La salud se mide en proyectos.

Comentarios

Entradas populares