Entrada destacada

Sindrome del Adulto Frágil (Articulo y Video)

Síndrome del  Adulto Frágil:  Que el adulto a cargo, se haga cargo, para amar mas de lo que nos duele el dolor del otro... El ...

martes, 22 de marzo de 2016

De Pie y con La estrella de David



http://uy.emedemujer.com/bienestar/de-barbieri-de-pie-y-con-la-estrella-de-david/



“Me dueles, luego existo”
Carlos Díaz Hernandez
“¿A cuantas personas he condenado porque cometieron el delito de no ser yo?”
(Eduardo Galeano)
Hace muy poco en Uruguay, asesinaron al comerciante de Paysandú David Fremd por ser judío. Ayer asesinaron a un hincha de Nacional, en una pelea entre barras de los clásicos adversarios; luego se le sumó otra muerte de un taxista. En las redes sociales, se escucha el reclamo de la gente, “¿Qué nos está pasando”? Frente a estas tres muertes, frente a tantas muertes, que nos está pasando o justamente lo que nos pasa es que no nos pasa nada…



A una sociedad que ya no le duele el dolor del otro está enferma. Enferma de falta de empatía, enferma de vivir sin pasión, una sociedad dormida que se ha “anestesiado”, que está apática y corre riesgo de perder sensibilidad, respeto, tolerancia y crecer en impulsividad. Pero la sociedad no existe, somos nosotros, sos tu y yo, es mi hermano, el vecino y el director, el jefe y el empleado. Ustedes dirán: “En todos lados pasa lo mismo”, o “¿Para qué escribir sobre este tema, si ya pasó?” ¿Ya pasó? ¿Cuánto nos dura el sorprendernos con algo? ¿Una semana? El 10 de Marzo asesinaron a David, escribo estas líneas el 22 de marzo…
Por otra parte, no recordamos en Uruguay un asesinato como el de David Fremd, por ser judío. Tristemente lo del hincha de Nacional, si ha ocurrido y con diversas hinchadas; ya nos acostumbramos, entonces no nos impacta tanto como el otro. ¿Cómo hacemos para despertarnos de la apatía y no dejar pasar la vida y la muerte de David en vano? ¿Para, dentro de 1 o 5 años, no estar escribiendo: “Se acuerdan de David, el de Paysandú, fue el primer caso, ahora van…”
¿Cómo hacemos para dejar de contar y alertarnos frente a estos hechos que tristemente pasan como “uno más”, mientras espero que termine el Informativo para no angustiarme y cambiar de tema? No se puede evitar vivir, ni evitar angustiarse frente a estas muertes, porque la angustia nos recuerda que somos humanos y que atrás de cada persona hay una familia que está intentando seguir, pese a la bronca, al duelo, al enojo y a la impotencia, están intentando seguir viviendo y honrando la vida de sus muertos.
Es más preocupante la ausencia de angustia frente a estos hechos que su presencia. La falta de angustia es la apatía, el desinterés, la indiferencia, la mirada para abajo, la resignación. ¿Y cómo hacemos para que nosotros que quizás no estamos ligados afectivamente a la familia de David, no se nos pase por alto su vida y su muerte? ¿Cómo hacemos para no salir corriendo a entretenernos con otras noticias… a divertirnos?
Recuerdo un video de Jesús Quinteros, en el que dice “Siempre hubo analfabetos”; pero nunca como hoy esos analfabetos presumen de serlo sin vergüenza, afirmaba el periodista español. Se presume de esa falta de formación, de cultura, de humanidad. Es verdad que muchos crímenes son cometidos por gente “educada y culta”, aunque podamos discutir el significado en la actualidad de “ser culto” o “educado”. Por lo visto no basta con enseñar a leer y escribir, debemos enseñar también que en la sociedad existen personas que abrazan otras camisetas y otros dioses y eso es con-vivir. Enseñar a Convivir y no encerrarnos entre los que pensamos igual.
Recuerdan el dicho popular que dice: “Mejor no hablar de fútbol, de religión ni de política”. ¿Cómo creceremos como personas, ciudadanos, humanidad si no conocemos como piensa el otro? O peor aún, si ni siquiera quiero escuchar como piensa el otro. Tengo amigos de Nacional, yo soy de Peñarol, amigos judíos, católicos, ateos, protestantes, amigos que votan diferente de lo que voto yo. Somos amigos en el consenso y en disenso, no busco unanimidad, ni uniformidades, la diferencia nos hace crecer y nos evita caer en la trampa del fanatismo.
La muerte nos asusta, nos paraliza, nos convoca y nos interpela, respecto a como estamos viviendo la vida. NO podemos pasar por alto a David, ni al hincha, ni al taxista. Para que sus almas reposen en paz, para que sus muertes sigan inquietando la parsimonia de tantas vidas aburridas e insípidas que pasan de largo de todo. Qué mercado barato estamos siendo para los vendedores de turno, para los entretenedores, para los que sin querer nos anestesian para que nos olvidemos rápidamente y que la angustia no nos toque.. Ojalá fallen y no logren entretenernos. Ese es el motivo de estas líneas, salir de lo entretenido para reflexionar, hospedar la angustia y transformarla en AMOR.
Estas muertes nos despiertan (o deberían) a lo realmente importante de la vida que es vivir. Y vivir con coraje y sin miedo a enfrentar al que piensa distinto, al que está cuartelado debajo de: “todos los hombres/mujeres son iguales”, o “siempre pasa lo mismo (fatalismo)” o “todos los hinchas son patoteros”, o ” todos los judíos”, “todos los católicos” ,” todos los ateos”. Necesitamos salir de las manadas en las que caemos, buscando una falsa seguridad, para recostarnos y justificar que no podemos hacer nada.
¿Cómo podemos dejarnos convencer de que no se puede hacer nada? ¿Tan dormidos estamos? Pero para ser personas y salir de la postura de víctima y tomar la vida en nuestras manos, sí podemos hacer algo. Cada uno desde su lugar; los valores son acciones, hacer algo, que corte con la apatía, con la desidia, con el desinterés, para salir de la manada y tener el coraje de ser libres y responsables. Salir del lugar común de la etiqueta fácil, que nos aleja del otro y calma la angustia. No se puede calmar esta angustia ahora, debemos dolernos con el dolor del otro para cambiar, para crecer en empatía, en valorar al diferente, porque el otro del otro… soy yo.
La muerte de alguien, aunque no sea nuestro amigo, es de todos; es un compañero, el taxista, el hincha, David, se nos murieron a todos, no sólo a sus familias. Somos una comunidad. Lo más importante de la vida es la vida, convencernos de que si la vida es importante, ningún fanático religioso podrá convencer a otro de que se mata por religión, o de que se mata por amor o que se mata porque Dios me lo ordenó, a no ser que estemos ya en el terreno de la patología.
La vida es más importante que todo, es el valor de respetarnos y de querernos. Abrazarnos, aunque parezca cursi, entre hinchas de cuadros distintos. ¿Recuerdan el año pasado la foto de los jugadores de peñarol y nacional intercalados, antes de que se iniciara el partido? Ojalá se haga nuevamente, porque ¡no fue suficiente esa foto! Debemos insistir, no claudicar. Qué pecado no tener el coraje de vivir, qué pecado pasar anestesiados ante estas muertes que nos interpelan respecto a cómo estamos viviendo, y a cómo estamos abrazando al que piensa diferente.
Vivir es conocer los diversos credos, aunque no sepamos en que creemos ni querer convencer a nadie de lo que creemos. Vivir es mostrar mi vida, no demostrarle nada a nadie, no demostrarle que mi cuadro o que mi Dios es “mejor” que el tuyo. NO. Vivir es abrazar al que piensa distinto, no existe ningún fanático religioso dice Dr. Gabriel Castellá, porque “si es fanático no es religioso, si es religioso no es fanático.”
El religioso abraza al que piensa distinto, el fanático se abraza a su verdad como única. Por eso el fanático excluye lo religioso y el religioso (sano, claro está) excluye el fanatismo. Dice Carlos Díaz, ” La fe sin amor te hace fanático.” Ahí esta la clave, en el amor, el amor sano te integra, no te aísla, sea una pareja, una comunidad, una empresa . El que se aísla ama tibiamente, ama solo o solo se ama a sí mismo. El amor sano te vincula, te nutre y se alegra con la alegría del otro y se entristece con el dolor del otro.
Recordemos al poeta Antonio Machado, en sus versos:
¿Tu verdad? No, la Verdad,
y ven conmigo a buscarla.
La tuya, guárdatela.
No es la verdad de cada uno, sino ir juntos en búsqueda de una verdad más amplia que nos integre a todos, sin condenar al otro por no ser como yo.
Viktor Frankl, creador de la Logoterapia, fue prisionero en los campos de concentración. Antes de ser capturado, pero ya cuando Austria había sido invadida por Hitler, tuvo la oportunidad de tener una visa para emigrar a EEUU. Cuenta en su biografía, que caminando por Viena, llega a la Catedral St. Stephan, en el centro de la ciudad. Se tapa la estrella de David y entra a la catedral, para tener calma, paz, poder sentir y pensar en lo que debía hacer. ¿Debía aceptar la visa y emigrar a los EE.UU dejando atrás a su familia o debía quedarse en Viena con el riesgo (que luego resultó fatal para su familia) de que lo atrapen como así fue. Se sentó a orar en silencio.
Eso precisamos: sentarnos a meditar u orar en silencio, para que repose en paz el alma de David y de tantos, para que su muerte nos mueva, y nos movilice cada vez que alguien piense diferente, cada vez que aparezca desde nuestro interior el fanático que llevamos y podamos hacer silencio, buscar la paz y poder decirle al interlocutor: “Esta es mi postura, dime por favor cual es la tuya que la escucharé y la aceptaré. La aceptaré aunque me cueste, aunque me moleste.” Porque esa molestia me hace crecer, me recuerda que vivimos en comunidad, que no soy solo, que no nos hacemos solos. Y si es mi amigo/pareja/psicólogo/maestro, voy a desear que me moleste mucho, que no me diga lo que quiero oír, que me diga lo que no quiero escuchar.
David murió en la calle, de pie, yendo a trabajar. Vivir y morir de pie, enteritos sin quebrarnos, sino con orgullo de ser judío, católico, musulmán, ateo o simplemente persona que camina por este mundo. De pie entonces amigos, por David, por nosotros a enfrentar los dolores y los fanáticos, de pie, con coraje, de frente, todos juntos, de pie. Para poder salir al encuentro del otro y ser “templo, hogar, hospedaje”, de aquel que viene creyendo que su verdad es la única, abrazar a aquel que viene enojado por la vida, para poder ser escucha, silencio, y tener el coraje de devolver con amor su dolor.
Que la vida de David nos interpele y nos inquiete. De pie señores, de pie. De pie, para salir a la vida y brindar con ella el milagro que hoy me desperté, el milagro de que pude sentarme solo en la computadora, el milagro de que pude armar un mate y el milagro de que pude entre lágrimas de bronca y emoción, sacar estas palabras para transformar mi dolor.
Salir a la calle con nuestros credos (sean religiosos o no), para poder saludarme con el otro y abrazarlo. Salir a la calle con nuestros miedos y nuestros amores, pero salir, no aislarnos no guardarnos ni asustarnos, ni salir a matar a nadie, sino salir a vivir.
¡Deberíamos salir todos a la calle con la Estrella de David! Los espero, pongamos día y hora, armemos en casa la estrella, para honrar a David y a los muertos que cada familia tenga. Seamos de la religión que seamos, o seamos creyentes o no, los espero con la estrella de David para caminar, de pie, de cara a la Vida.

Por Alejandro De Barbieri. Psicólogo, docente y comunicador. Autor: Lo que cura es el vinculo, Economia y felicidad y Educar sin culpa. Podés seguirlo en twitter @AleDeBarbieri o visitar la web www.logoterapia.com.uy

2 comentarios:

Etiquetas

Logoterapia (17) Padres (16) sentido (13) Educación (12) Educar (11) trabajo (9) Frankl (8) libertad (8) video (8) Educar sin culpa (7) amor (7) resiliencia (7) Cansancio (6) Prevención (6) Terapia (6) optimismo (6) Esperanza (5) Felicidad (5) Observador TV (5) Paternidad (5) Vida (5) Vinculo (5) depresión (5) elegir (5) Existencial (4) Liderazgo (4) Yalom (4) amar (4) encuentro (4) entusiasmo (4) humor (4) infancia (4) muerte (4) vínculos (4) Adicciones (3) Adolescencia (3) Ansiedad (3) Arendt (3) Calidad de Vida (3) Charla Facebook (3) Columna (3) Duelo (3) El Observador TV (3) Hijos (3) Marihuana (3) Mujer (3) Radio (3) Sentido de Vida (3) Talleres (3) Vivir (3) adolescentes (3) audio (3) burn Out (3) deseo (3) empresas (3) equipo (3) espiritualidad (3) libro (3) madre (3) miedo (3) pareja (3) rol (3) Acompañar (2) Adulto (2) Adultos (2) Alegria (2) Apego (2) Coaching (2) Conciencia (2) Consumo (2) Culpa (2) Dia de la Mujer (2) Edades (2) Elaborar (2) Estrés (2) Farmaterapia (2) Frustrar (2) Frágil (2) Heidegger (2) Hombre (2) Jung (2) Kovadloff (2) Madres (2) Masculinidad Toxica (2) Motivacion (2) Persona (2) RRHH (2) Rogers (2) Rol del padre (2) Rollo May (2) Sabato (2) Sandor marai (2) Soltar (2) Vinculos (2) aceptación (2) angustia (2) asombro (2) charla padres (2) confianza (2) curar (2) ejemplo (2) empatía (2) escritura (2) exigencia (2) familia (2) incondicional (2) judios (2) jóvenes (2) liceo (2) maestras (2) motivación (2) narrativa (2) niños (2) paciencia (2) padre (2) padres frágiles (2) paz (2) querer (2) respirar (2) soledad (2) suicidio (2) tiempo (2) 1o mayo (1) 2017 (1) 5 sentidos (1) 7 zonas (1) ADN (1) Actitud (1) Actuar (1) Adulto Frágil (1) Alexitimia (1) Asisper (1) Atlántida (1) Autenticidad (1) Autoridad (1) Ballena azul (1) Banco Central (1) Binswanger (1) Borges (1) Buber (1) Canal (1) Carlos Diaz (1) Catolicos (1) Cecilia Bonino (1) Charla en vivo (1) Chile (1) Chusmerio (1) Colecho (1) Columnas (1) Compadres (1) Comprender (1) Comunicación (1) Conferencia (1) Coraje (1) Crianza (1) Cuentos (1) Cuidado (1) Cura (1) Cyrulnik (1) De Barbieri (1) Definición (1) Desapego (1) Dia del Niño (1) Diciembre (1) Dimensión Espiritual (1) Dinamica (1) Drexler (1) Drogas (1) Día del niño (1) Educacion (1) Efren Martinez (1) Eme de Mujer (1) En vivo (1) Entrevista (1) Erickson (1) Espinosa (1) Existencia (1) Fanáticos (1) Función (1) García Lorca (1) Hector (1) Hijas (1) Lennon (1) Logoterapeuta (1) Los Pinos (1) Líder (1) Mandar (1) Manejo del estrés (1) Marai (1) Marconi (1) Masa (1) Maternidad (1) May (1) Metáforas (1) Militantes (1) Mitos (1) Modelo científico (1) Morena (1) Nadia (1) Niños. (1) Orestes (1) Perdon (1) Perdón (1) Permiso (1) Posibilidad (1) Proyecto (1) Psicodiagnostico (1) Psicologia Evolutiva (1) Psicoterapia (1) Pulpo Viera (1) Pérdidas (1) Radio Sarandi (1) Relación (1) Religiosos (1) Salto (1) Santa Elena (1) Seguidores (1) Sentido. (1) Ser Padre (1) Ser madre (1) Ser siendo (1) Sin Culpa (1) Sufrimiento (1) TED (1) Teatro (1) Teledoce (1) Tenti Fanfani (1) Torralba (1) Uruguay (1) Videos (1) Vimeo (1) Voluntad (1) YO-Tu (1) Youtube (1) abrazar (1) abrepalabra (1) abuelos (1) adultos frágiles (1) afectar (1) agradecer (1) agresión (1) alegría (1) alianza (1) alteridad (1) amante (1) anestesia (1) autoayuda (1) autocastración (1) autonomía (1) año nuevo (1) balas (1) barrio Maracaná (1) calma (1) carlos Díaz (1) carta (1) casos (1) charla (1) charlas (1) chesterton (1) colegio alemán (1) comunicación empatía (1) confiar (1) consejo (1) cultura (1) curan (1) córdoba (1) decir mas con menos (1) defectos (1) demanda (1) democracia (1) despertar (1) determinismos (1) dialogo (1) diálogo (1) docentes (1) dolor (1) educadores (1) el otro (1) epidemia (1) escribir (1) escucha (1) escuela (1) escuelita (1) evely (1) fanatismo (1) fe (1) fidelidad (1) figura paterna (1) fobia (1) fobias (1) futuro (1) ganas (1) gottman (1) grupos (1) holanda (1) homo indolorus (1) humanizar (1) imitación (1) inicial (1) inicio de clases (1) instintos (1) intimidad (1) jardin infantes (1) jerarquias (1) juegos (1) julia maria (1) kundera (1) la paloma (1) lenguaje (1) leo masliah (1) logoterapia escrita (1) líderes (1) maestros (1) magia (1) manada (1) marihuana Padres (1) marketers (1) mascotas. (1) masculinidad (1) merli (1) mides (1) miedos (1) motivacional (1) navidad (1) nietos (1) nostalgia (1) obsesivo (1) oceano fm (1) odiar (1) pacientes (1) palabras (1) paradigma (1) parejas (1) parque de ratas (1) pasado (1) paysandu (1) pedagógica (1) perdidas (1) perdonar (1) perfección (1) personas (1) poder (1) poesía (1) profesor (1) profesores (1) protagonistas (1) psicodiagnóstico (1) recursos humanos (1) refugio (1) religión (1) renacer (1) responsabilidad (1) rivera (1) robot (1) sanar (1) sano (1) seminario (1) sentimientos (1) ser humano (1) silencio (1) simba (1) suicidios (1) suicidos (1) taller (1) tecnología (1) terapeutica (1) terapia digital (1) tolerancia (1) tour (1) tu (1) técnicas (1) tóxica (1) una diapo (1) uruguay 2015 (1) vacío. (1) valores (1) venceremos (1) ventajas (1) verdad (1) viaje (1) victimas (1) video 46 años (1) violencia (1) virtudes (1) vértigo (1) waldinger (1) whatsap (1) yo (1) yo tu (1) zonamerica (1)